El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player



LAS SOMBRAS DE LA COMISIÓN DE LOS JUEGOS Y DEPORTES AUTÓCTONOS Y TRADICIONALES DE CANARIAS

20/10/2009 | 2396 lecturas |

Cuando no se cree en algo, difícilmente se puede ser partícipe de su mejora o simplemente de ayudar a mantener el nivel que a otros les ha costado mucho trabajo alcanzar. Por ello, la evidencia trasluce que la Comisión de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales de Canarias ha entrado en barrena, primero porque ha tardado casi dos años en convocarse y después porque ya lo dijo claramente el director general de Deportes, Álvaro Pérez Domínguez, cuando manifestó en el momento de la esperada reactivación de la misma, que “si quieres que algo no funcione crea una comisión”.

No es de extrañar esta salida de tono, puesto que realmente prometió desde su nombramiento que iba a prestar especial atención al Deporte Autóctono y realmente lo ha hecho, pero de forma negativa, y por eso se ha cargado el programa que proyectaba una labor divulgativa a los docentes y a los escolares de la comunidad autónoma, sólo dando palos de ciego con unas muestras, donde la organización brilla por su ausencia.

Cuando se es incapaz de escuchar a los agentes sociales que llevan años trabajando en la primera línea de la defensa de los Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales, no es sorpresivo que se haya intentado orillar sistemáticamente el funcionamiento de la Comisión, por eso no es de extrañar que por incompetencia o ignorancia, a lo mejor por ambas, no se quiera reconocer el arduo trabajo llevado a cabo sobre la contextualización histórica y cultural de los juegos tradicionales canarios de adultos con carácter motor, su conceptualización, el exhaustivo análisis praxiológico, la estructuración pertinente, su consiguiente clasificación y en consecuencia a tenor de esta fundamentación, la confluencia en un Catálogo cimentado en criterios, algo que choca frontalmente con la línea alternativa precaria y aleatoria que propone la actual Dirección General de Deportes del Gobierno de Canarias. Sí, puesto que como recambio a las comisiones de trabajo que tan buenos resultados obtuvieron en la etapa de los ocho años de José Manuel Betancort como director general, la alternativa de Álvaro Pérez es meter todo en un mismo saco, con la creación de una sola Comisión de Estudio, Investigación y Asesoramiento. Ahora si estamos en el derrotero de “si quieres que algo no funcione crea una comisión”.

Con esta huida hacia delante del actual director general, se empiezan a crear las condiciones para que el terreno quede yermo y así crear un solar propicio de tierra de nadie, donde poder prodigar el clientelismo, la parcialidad y la sinrazón de abrir las puestas de par en par sin ningún tipo de criterios. De hecho ya se dejó caer en la última sesión de la Comisión (que sigue impugnada por la FEJUPAL), que ya están a la espera para su aceptación como Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales de Canarias, una diversidad de prácticas que poco tienen que ver con la regulación establecida y que van desde la Canaricultura (la cría y selección del pájaro canario) hasta la caza con hurón y podenco, pasando por el Tolete. Si la Federación de Juego del Palo Canario siempre ha mantenido que la Lucha del Garrote es un invento que poco tiene de tradicional, tal parece que los mismos recreadores han encontrado un aliado receptivo en Álvaro Pérez, para intentar meter con calzador al denominado Tolete. La FEJUPAL, aparte de cuestionar dicha practica, por significar una suplantación de una de las modalidades del Palo Canario, eso sí desvirtuada y adulterada, lo que constituye una intromisión competencial en la legitimación de la Federación de Juego del Palo Canario (consultar al efecto en nuestra web los Estatutos aprobados por el Gobierno de Canarias), también pone en tela de juicio las condiciones optimas para cumplir con el criterio objetivo antropológico de un mínimo de tres generaciones, a fin de calificar una actividad como tradicional.      

En base a todo lo expuesto, La Federación de Juego del Palo Canario sigue sin reconocer la sesión del día 14 de octubre de 2009 de la Comisión de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales de Canarias y por tanto todas las decisiones derivadas de la misma. La impugnación presentada ante el Viceconsejero de Cultura y Deportes, sigue su curso y llegaremos hasta las últimas consecuencias por coherencia con nuestros principios irrenunciables. A modo de recordatorio, queremos dejar manifiesto que la FEJUPAL ha sido desde el principio una fiel defensora de la Comisión de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales de Canarias, hasta el punto de que la propuesta de su creación nace de las Jornadas Técnicas y Divulgativas del IV Encuentro Nacional de Juego del Palo Canario (celebrado en Fuerteventura del 20 al 25 de noviembre del 2000), la gran diferencia es que la receptividad racional del director general a la sazón, José Manuel Betancort Álvarez, poco tiene que ver con las sombras que oscurecen el presente de la Dirección General de Deportes del Gobierno de Canarias.

Ver todas